Alejandro Marín – Abogado Málaga

El divorcio de mutuo acuerdo sin hijos en Málaga. La nueva ley de la Jurisdicción Voluntaria.

Divorcio mutuo acuerdo sin hijos Malaga

Alejandro Marín divorcio mutuo acuerdo sin hijos Malaga

El divorcio ha adquirido una nueva dimensión con la nueva ley de la Jurisdicción Voluntaria y la reforma del Código Civil, así como la del notariado y la del Registro Civil en 2015. El divorcio de mutuo acuerdo sin hijos en Málaga se ha simplificado, si cabe, admitiendo que sean tramitados de forma extrajudicial.

 

El divorcio extrajudicial

El artículo 82 del Código Civil, tras la reciente reforma, establece ahora la posibilidad de que aquellos que lo deseen contraigan matrimonio y hagan efectiva su separación o divorcio ante la autoridad notarial. No obstante, en lo referente a los divorcios, éstos se limitan a unos casos muy concretos. Cuando se trate de un divorcio contencioso o de uno en el que haya hijos menores seguirá tramitándose judicialmente la demanda de divorcio.

La redacción de este artículo, que usa la palabra “podrán”, hace plantearse la cuestión de si es la única opción ir al notario a partir de hora. Una interpretación literal del precepto permite entender que no será obligatorio, y que incluso aquellas parejas sin hijos que pretendan alcanzar un divorcio de mutuo acuerdo podrán seguir presentando demandas ante los juzgados.

La disolución judicial, a partir de ahora, también se podrá tramitar sólo ante un Letrado de la Administración de Justicia (nueva denominación para los Secretarios Judiciales). Que sean estos últimos, en vez del juez, quienes tramiten el divorcio, implicará una mayor agilidad de los Tribunales españoles.

Divorcio mutuo acuerdo sin hijos Malaga

¿Quién se podrá divorciar extrajudicialmente? ¿Cuál será el proceso?

Pues este proceso de divorcio ante notario será sólo para aquellos casos en los que se vea implicado el bienestar de un menor, en los cuales el Ministerio Fiscal ha de ser siempre parte. Pero las parejas con hijos mayores de edad o sin ellos podrán acudir al notario. No podrán, en cambio, acudir al notario aquellos que no se pongan de acuerdo acerca de las relaciones post matrimoniales o que tengan hijos menores. No es una reforma que haya pensado en cómo agilizar un divorcio contencioso.

Entre los trámites para un divorcio extrajudicial, los cónyuges deberán personarse ante el notario del domicilio habitual o del domicilio de cualquiera de ellos. El proceso no se inicia con citaciones de ningún tipo. Se entiende, por lo tanto, que dentro del mutuo acuerdo las partes deciden a qué notaría acudir para formalizar su divorcio dentro de las opciones con las que cuenten.

Se entiende que no habrá necesidad de asistencia letrada a modo de representación procesal (procurador), sin perjuicio de que deban estar asistidas por un letrado. De modo que va a ser necesario un abogado para divorciarse en la Notaría (al menos uno, común a ambos cónyuges, al igual que sucede en los procesos judiciales de mutuo acuerdo).

No obstante, se dice que, junto a la voluntad inequívoca de las partes de separarse, se deberán proponer las medidas que regularán los efectos de la disolución del matrimonio. En otras palabras, un convenio regulador, que no es otra cosa que un pacto entre las partes, de carácter técnico y complejo, asistido por un abogado especialista de familia, ya que éste va a determinar cuestiones de mucha relevancia.

El notario elevará, conforme a las disposiciones de la Ley del notariado, una escritura pública donde aparecerá el acuerdo de las medidas reguladoras del divorcio. Éste tendrá la misma validez que una sentencia civil de mutuo acuerdo que apruebe el convenio regulador propuesto por los cónyuges.

Cabe decir que será igualmente posible la separación. La diferencia entre separación y divorcio extrajudicial es la misma que existe judicialmente: no hay un cambio del estado civil que permita a las partes volver a casarse, sino que se posibilitan la separación y la reconciliación, por la cual el matrimonio vuelve a ser plenamente válido.

Ventajas e inconvenientes

Darle esta facultad al cuerpo del notariado ha sido altamente criticado; se ha dicho justificado por la presión de los notarios ante el legislador. Hay abogados que han dicho que “no verás a un abogado en la notaría haciendo las funciones del notario; entonces, ¿por qué sí se van a ver notarios haciendo el trabajo de un abogado”?

Sin ánimo de dar mi opinión, puedo entrever algunas ventajas e inconvenientes. Por un lado, podría ser una ayuda para desatascar el saturado sistema judicial, dejando de molestar a los jueces por divorcios de mutuo acuerdo entre adultos que no tienen ninguna repercusión para ningún menor. Quizás también pueda ser más rápido, e incluso cómodo, acudir a las notarías para que se encarguen de dar validez a los pactos de aquellos que estén dispuestos a divorciarse.

También se me ocurren algunos inconvenientes. Uno de ellos es el precio: si va a hacer falta un abogado para la redacción del convenio regulador, añadirle a eso además el precio de una escritura notarial puede que haga optar a las personas que quieran divorciarse por seguir presentando una demanda de divorcio.

El artículo 90 del Código Civil dice que, en caso de que a juicio del notario se piense que hay una cláusula del pacto que pueda perjudicar a una de las partes, lo advertirán y cerrarán el expediente. Está claro que un control es necesario, pero el problema es que ha de ser dejado a la sana crítica de un magistrado, cuya función es precisamente esa, y no a la de un notario.

Divorcio mutuo acuerdo sin hijos Malaga Caso Ejemplo

Ejemplo de divorcio de mutuo acuerdo sin hijos en Málaga ante notario

Dolores B. M. y Francisco L. C. querían divorciarse después de 30 años de matrimonio. Su única hija era mayor de edad y ambos querían proceder de una forma amistosa. Estaban de acuerdo sobre qué hacer con la vivienda habitual (en gananciales, para poner a la venta y de uso hasta tal fecha por la mujer) sin pensiones de alimentos para la hija mayor de edad, quien tenía independencia económica, y sin pensión compensatoria.

Se acudió a la notaría del lugar del domicilio. Se citó a la hija mayor de edad para que firmara el convenio. Éste fue redactado por un abogado de divorcios por 250€, atendida su simplicidad; se suele cobrar un extra por la asistencia letrada en la notaría, entre 50€ y 100€. La escritura notarial puede rondar los 200€ o 300€, alcanzando el coste total unos 500€ o 600€.

A. M.

Licenciado en Derecho, una vez diplomado, decidió especializarse en casos relacionados con el Derecho Sucesorio y en Herencias. Sin embargo, no ha sido el único área en el que se ha especializado. Realizo un Doctorado en Responsabilidad Civil y Seguros.
Experto además en casos de accidentes de tráfico, así como laborales, estamos hablando de un jurista multidisciplinar con un elevadísimo grado de formación y experiencia, sobre todo en reclamaciones por indemnizaciones, ejecución de declaración de herederos, acuerdos con compañías aseguradoras, accidentes de tráfico…

(Admitimos clientes de toda la provincia. Somos también abogados en Benalmadena y abogados en Rincón de la Victoria)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Show Buttons
Hide Buttons