Alejandro Marín – Abogado Málaga

¿Por qué es conveniente consultar a un abogado sobre un accidente laboral en Málaga? La respuesta puede ser obvia, pero comprenda en este artículo las implicaciones que un conocimiento especializado en la materia puede suponer grandes diferencias.

Consultar con abogado sobre un accidente laboral Malaga

Alejandro Marín consultar con abogado sobre un accidente laboral MalagaConsultar a un abogado sobre un accidente laboral en Málaga puede ser algo de suma importancia, por la dificultad de entender por aquel lego en la materia la multitud y diversidad de prestaciones o indemnizaciones a las que un hecho puede dar lugar. Así como la delimitación del accidente y su concreción que dará solución a qué reclamar.

El accidente de trabajo.

El abogado de accidentes laborales calificará accidente de trabajo es considerado  como toda lesión corporal sufrida por el trabajo (una lesión ocasionada por trabajar) o a consecuencia de él (que se desarrolla no quizás por el golpe del trabajo sino por realizar las tareas normales, por quizás inhalación de gases o movimientos repetitivos). El artículo 115 de la Ley General de la Seguridad Social establece  qué es considerado y qué no es considerado un accidente de trabajo.

Acudir a consultar a un abogado sobre un accidente laboral en Málaga, exponiendo qué cuales han sido exactamente las circunstancias de la producción del hecho, será de relevancia para determinar si ha sido o no un accidente de trabajo. Es importante decir que los accidentes de camino al trabajo “in itinere” son considerados accidentes de trabajo.

No obstante el objeto de disputa suele recaer en quién tuvo la culpa. Esto es así porque aquellos daños ocasionados al trabajador por su dolo o imprudencia temeraria no han de ser considerados como accidente de trabajo. Determinar precisamente el cómo ayudará a conocer quién actuó de qué manera y conoce el acceso a qué prestación o indemnización se tiene acceso.

Alejandro Marín consultar con abogado sobre un accidente laboral Malaga

Las indemnizaciones a cargo de la empresa:

Indemnizaciones derivadas de la responsabilidad civil. Hablamos de la responsabilidad civil que la empresa tiene hacía sus trabajadores. Se entiende que esta ha de compensar unos daños que ha ocasionado. Por ello es importante determinar que estos daños han sido ocasionados por la empresa y que hay un nexo entre una actuación de la empresa y el daño producido.

La indemnización de responsabilidad civil se origina cuando existe un daño, sea acción u omisión, por parte del  empleador. Piénsese cuando no se cumplen  las normas referentes a los riesgos laborales. Si una empresa da un arnés defectuoso a un trabajador que cae precisamente por el estado del arnés, este habrá de recibir una indemnización civil. Si el arnés estaba en condiciones pero no se usó la cosa cambia.

Las empresas suelen tener cubiertas con las aseguradoras los daños de responsabilidad civil que producen . Las compañías aseguradoras tienen que  pagar una indemnizacion al dañado que será calculado conforme a las disposicones de  la Ley de responsabilidad civil y seguro de la conducción de vehículos a motor, de una forma  análoga a cómo se calcula  en las indemnizaciones de lesiones en accidentes de trafico.  Si no se tuviera seguro se podrá demandar por la responsabilidad civil al empresario directamente.

Se indemnizará por los días de baja aunque no es una indemnización por Incapacidad temporal, la cual es compatible. La primera tiene como objeto compensar el daño, la segunda compensar la pérdida de salarios. Se indemnizarán las lesiones de tipo permanente acorde a un sistema de puntos de valor inversamente proporcional y acorde a la gravedad de las lesiones conjuntamente a una cuantía por día de baja.  Para el cálculo correcto necesitará recurrir a un abogado para accidentes de trabajo.

El recargo de prestaciones

Dentro de prestaciones a cargo de la empresa y en relación con aquellos daños ocasionados por el incumplimiento de la empresa en las normas de seguridad  que ocasionan un perjuicio corporal se encuentra el recargo de las prestaciones. Que aunque parece que por ser denominado “prestaciones” debería ser a cargo de la seguridad social esta se impone que se page al empresario.

La ley de prevención de riesgos laborales establece que  el incumplimiento de los empresarios de las obligaciones referentes a materia de prevención de riesgos laborales originará las responsabilidades administrativas, penales y civiles derivadas del incumplimiento. La LPRL en el artículo 43.2 establece la compatibilidad del recargo de prestaciones con las otras responsabilidades.

El artículo 123 de la LGSS regula   los porcentajes de incrementos de las prestaciones de la SS en aquellos casos de daños producidos por la infracción de las normas de responsabilidad civil  y regula que tendrán un incremento de entre un 30% a un 50%. Por ejemplo, mediante la solicitud del recargo de prestaciones través de un abogado especialista en accidente laboral, si usted es beneficiario de una prestación social (incapacidad permanente) de  680€ por incapacidad temporal parcial, puede incrementarse haciendo un cálculo de recargo de prestaciones hasta 884€1.020€

El seguro por convenio.

es una indemnización establecida para compensar los accidentes de trabajo pactado en convenio colectivo de la categoría que fuera que se aplica y que supone una aseguramiento que cubre precisamente los accidentes de trabajo, como una ampliación de los derechos de los trabajadores. Depende de la voluntad del empresario su contratación y  En teoría es compatible recibir esta indemnización y la indemnización civil. Pero el hecho de que sean dos indemnizaciones que van a compensar el mismo daño puede colisionar con el principio de enriquecimiento injusto e implicar la oposición al pago de alguna de las cuantías.

Si este fuera el caso sería una opción sensata reclamar el daño mediante el seguro de convenio  ya que  esta indemnización por seguro pactado en el convenio no necesitara la calificación de accidente de trabajo o culpabilidad del empresario. Es un riesgo cubierto.  Puede entenderse como un seguro que va a pagar los daños sin indagar en el incumplimiento. Ahora, estos seguros tendrán condiciones, y no han de ser visto como seguros ante todo riesgo, ya que probablemente excluyan la indemnización por actos dolosos o imprudentes.

Otras prestaciones. La prestación por incapacidad temporal.

La prestación por incapacidad temporal es una prestación social destinada a cubrir la pérdida de salarios por no poder acudir al puesto de trabajo porque un accidente de trabajo (o no, o enfermedad común) impide al trabajador de realizar sus funciones.

Serán beneficiarios los trabajadores dados de alta al régimen de la seguridad social y que hayan cotizado determinados días -180-. No obstante, no han de cumplir cotización previa aquellos que estén de baja por un accidente (de trabajo o no, por lo cual se incluye quizás un accidente de tráfico el fin de semana) ni por enfermedades laborales.

No se cobrará el total del salario sino solo una parte.  El 60% de la base reguladora a partir del 4 día para accidentes no laborales y enfermedades comunes y luego el 75%. Y el 75% desde el inicio para accidentes de trabajo y enfermedades profesionales.  Lo pagará la mutua o la SS, y tendrá un plazo máximo de 360 días prorrogables 180 más.

Indemnizaciones derivadas de secuelas permanentes que no invalidan para la actividad laboral.

Dentro de las consecuencias de una accidente si las lesiones son temporales se cobrará la indemnización y en su caso la IT. Sin embargo puede ser que estas tengan un carácter permanente. Además, estas pueden ser de un grado mayor o menor sobre su influencia en la posibilidad de realizar las actividades de un puesto de trabajo.

En el caso de que estas sean permanentes pero que no impiden al trabajador a realizar sus funciones se les indemnizará con un pago al trabajador , único,  que debido al accidente laboral padece unas lesiones, mutilaciones y/o deformidades con un carácter permanente que no son suficientemente graves para ser una incapacidad permanente.

Se pagara por la mutua o la empresa. Se entiende que son lesiones que no van a dar derecho a una pensión  para aquellas lesiones que invalidad. Esto no significa que mientras se haya estado de baja no se cobre la IT, hasta la estabilización de las lesiones, o una indemnización civil si hay nexo con la infracción de la empresa. Si no lo hubo esta será la única indemnización.

Se regula en  una orden 66/2013 de 2013 es donde se establecen  las cantidades  actualizadas de esta indemnización. Estas indemnizaciones son sumas de dinero fijas que se pagan dependiendo cual es la lesión padecida, siempre que aparezca en la tabla, y que dependen de su gravedad para un pago mayor o menor.  2.240€ se indemnizaría por la pérdida de un dedo del pie o 2.840€ por la pérdida de un testículo.

Los beneficios de consultar con un abogado sobre un accidente laboral en Malaga

Consultar con abogado sobre un accidente laboral Malaga Indemnizaciones

La pensión por IT (incapacidad permanente).

Esta prestación se paga al trabajador que ya sea  por accidente laboral o enfermedad profesional, una vez que se hayan estabilizado  las lesiones estas se entienden de carácter permanentes e invalidantes (en diferentes grados) presenta disminuciones en su anatomía  o funciones corporales causándole la reducción de su capacidad para trabajar o la completa imposibilidad.

Se determinará  el grado de la incapacidad para trabajar, y según este  pueden reconocerse varias incapacidades: la más grave se denomina gran invalidez, como aquella situación en la que trabajador incapacitado necesita asistencia para ejercer funciones esenciales vitales. La incapacidad absoluta le incapacita para cualquier tipo de trabajo, sea o no la profesión habitual. La incapacidad permanente total impide en absoluto trabajar en la profesión habitual y por último la más leve es  una incapacidad permanente parcial por la que disminuye la capacidad de trabajar en la profesión habitual en más de un 33%.

Se cobrará dos años de pagos  de la base reguladora (BR) que se utilizó para calcular la indemnización en caso de IP, un 50 % de la base reguladora en el caso de IP total  sin perjuicio se puede aumentar este porcentaje  hasta el 70% de la BR para aquellos trabajadores mayores de 55, con dificultad de encontrar un nuevo empleo y compatible con el recargo de prestaciones si hubo incumplimiento de las normas de prevención).

Un 100% de la Base reguladora se usa para  el cálculo de las prestaciones en los casos de IP absoluta. Y de la misma manera se calculará la gran invalidez: 100% de la base reguladora más complementos. En estos casos tendrá carácter vitalicio. Los abogados laborales en accidentes de trabajo suelen solicitar este trámite por conveniencia, aunque se puede pedir de oficio o a instancia de parte.

Ejemplo indemnización de por lesiones invalidantes. Pensión de incapacidad permanente total.

Julio. R.P, de 56 años de edad trabajo durante más de 30 años en la pintura de vehículos donde aplicaba esta e inhaló durante los años elementos nocivos. Cobró un 75% de la base reguladora desde el día siguiente de su baja por IT, hasta el diagnóstico: BR=1.125€X0.75/30=28,125€ Por día de baja. Recibió 3 meses después un diagnostico por afecciones fibrosantes de la pleura y pericardio que cursan con restricción respiratoria o cardiaca, acudiendo a su abogado laboral en Málaga para iniciar de oficio una incapacidad permanente.

Se pidió la IP total, por la relevancia de no poder volver a exponerse a la pintura. Además, gracias al abogado laboral se incrementó cobrar del 55% al 75% de la BR. En este concreto caso no se pudo probar la responsabilidad civil que hubiera supuesto una indemnización civil así como el recargo de las prestaciones.

A. M.

Licenciado en Derecho, una vez diplomado, decidió especializarse en casos relacionados con el Derecho Sucesorio y en Herencias. Sin embargo, no ha sido el único área en el que se ha especializado. Realizo un Doctorado en Responsabilidad Civil y Seguros.
Experto además en casos de accidentes de tráfico, así como laborales, estamos hablando de un jurista multidisciplinar con un elevadísimo grado de formación y experiencia, sobre todo en reclamaciones por indemnizaciones, ejecución de declaración de herederos, acuerdos con compañías aseguradoras, accidentes de tráfico…

(Admito clientes además de otras poblaciones de la provincia. Somos por tanto abogados en Rincón de la Victoria, abogados en Benalmadena y resto de provincia.)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Show Buttons
Hide Buttons